La pequeña maga.

El dibujo en la pared era más de lo que pensaba. Las líneas esbozaban objetos reconocibles; una taza de té caliente, una manecita apretando el asa fuerte, para que no derrame el líquido y provoque un reto lejano de madre. Sorbí un trago, mis ojos se inundaron de rocío tibio, fue cuando desvié la mirada hacia la ventana. La noche de azabache negro, melancólico, permitía ver las luciérnagas como estrellas pulular por el patio.

Volví a mirar la mancha. La humedad produce seres pequeños, empañes que cuentan historias, mutan, y encontrás una y otra y otra imagen; ahora la pequeña parada en el banquito jugando a ser princesa oscura, el vestido infantil de tul, el bonete largo, la carita apenas iluminada de cal… me mire al espejo, me acomode el vestido y aseguré el nudo. ¿En que estaria pensando la pequeña coronada?. Deslice nuevamente la vista hasta encontrarme solo con ella, desprotegida, quietita, con la soga apenas visible por el pelo suelto, sorprendida me quise acercar a observar el nuevo descubrimiento, pero estaba limitada por el borde que me hizo resbalar del banco haciéndolo tambalear, miré el espejo y ahí estaba yo. Detrás la humedad de la pared, la confusión de la noche, mis ojos desesperados de la infancia y de nuevo la oscuridad.

4 comentarios:

claudia v 1/3 dijo...

no lo entiendo! y ustedes?

Sergio Felipe Mattano dijo...

Yo sí: el del bonete es Pedro que viene de lejos con un tufo a ajo y alcohol que ni la madre lo puede aguantar, entonce, le pide a la enfermera que le tramite un reliverant para la noche de "pascoa" y la tipa le tira una cantimplora llena de oidos exumados de la noche en que violeta fue un color, un nombre y la sensación orgásmica de afeitarse el entrecejo.
El final es un poco abierto.

Suyo, S.M.

Caroline dijo...

Se é que pude compreender, esse texto é muito bom. Essa mudança de foco da personagem... e essa sensação de ser a gente mesma, que lê, a criança e no fim a gente é e aí, bom, aí a gente percebe que já não é mais.

claudia vieli 1/3 dijo...

caroline:no te entendi ni un pepinet,igualmente gracias!