Carne. (Sergio Mattano)


Otra media mujer.
Diez minutos antes que el reloj, lo despertó la tristeza.


1 comentario:

gabi fara dijo...

Muy bueno.
muy buena la combinacion de imagen-poesia.