Diez ostras. Carlos Autieri APP 3/3

Mihak Mianmard, en su aldea natal,
vende, en ramos de diez,
ostras del mar del Japón.

Recorre las calles del viejo Iwochan,
tirando del carro que heredó, junto con una caña de pescar
y una deuda milenaria, al morir su padre.


Las gastadas ruedas de madera rechinan,
recorriendo su millonésimo kilómetro,
y a Mihak ese sonido lo hace sentir menos solo.


De lo recibido en herencia,
la maldición de siglos es lo que Mihak menos conoce,
nunca ha sabido demasiado de ella ni de sus efectos.

Sabe, sin embargo, que tendrá un hijo,
al que entregará al morir; un carro, la caña
y el peso que cargan los últimos vendedores de ostras
del mar del Japón.

3 comentarios:

Gaby Fara dijo...

Che!
Nos estabamos repartiendo el cadaver de APP con Mattano y justo usted vuelve....
Ya habíamos consegudido unos bisturíes.

Sergio Felipe Mattano dijo...

Es así camarada Fara, todos los putos resucitan a tiempo. Miré si no como resucitó Perón al tercer reich ("día" en croata).

Lic. Carlos Autieri dijo...

... amiguetes amiguetes, app está efectivamente muerto. Fijense sino el poema-cuento que puse, es casi un certificado de defuncion! todo en APP huele mal, especialmente el cadaver de clau, que convertida en Hippie cumbiera, no se bañaba desde octubre del 2007.

Sonrian, APP los ama.